Novedades

 
23 de abril de 2016 | En las Noticias | La Nación

Apuestan a que lleguen capitales del exterior

por Martín Kanenguiser

El Gobierno prevé que las firmas locales demorarán en invertir porque esperarán a ver la evolución de la situación política

La salida del default le permitirá al Gobierno concentrarse ahora en tratar de obtener inversiones para reactivar, cerca de fin de año, el alicaído nivel de actividad. Fuentes oficiales indicaron que, tras el cierre del capítulo con los holdouts, la energía oficial estará colocada en la inversión.
Reconocen que las primeras inversiones llegarán desde el exterior, primero en el plano financiero -a través de la compra de bonos- y luego en la economía real. “Las primeras empresas que invertirán serán las multinacionales”, expresó a LA NACION un funcionario en la Casa de Gobierno. En tanto, otra de las fuentes lo explicó en estos términos: “Los empresarios locales siempre son más cautelosos que los extranjeros por las malas experiencias del pasado. Ellos esperarán un par de meses para ver cómo evolucionan el frente sindical y social, que prevén complicado”.
En el Ministerio de Hacienda y Finanzas saben que la recuperación del nivel de actividad siempre es más lento que el rebote en el mercado. Pero el anuncio de la salida del default ya produjo un efecto concreto porque las calificadoras de riesgo comenzaron a elevar la nota tanto de los bonos soberanos como de algunas provincias y de empresas del sector privado, lo que abaratará el costo del crédito.
Javier Timerman, director de AdCap, dijo desde Nueva York que “es evidente que la Argentina es el mercado donde la gente se está enfocando; antes había poca gente operando y ahora son varios los fondos de inversión que participarán de las transacciones”.
El ejecutivo del sector financiero sostuvo que “entre los inversores todos se sienten muy bien con el equipo económico, pero por otro lado la Argentina pasará a ser juzgada nuevamente por la comunidad financiera internacional para ver cómo baja la inflación y si el país crece”.
En este sentido, recordó que la semana pasada el banco JP Morgan realizó una encuesta entre sus clientes y el 61% afirmó que la Argentina será el mejor mercado para invertir en los próximos tres años, seguido por la India. “Lo que viene son las emisiones provinciales, municipales y privadas”, expresó.
Mauro Roca, analista de Goldman Sachs, señaló en un informe difundido esta mañana que “los beneficios de resolver este largo default son numerosos; junto con la unificación y liberalización del mercado cambiario, el cierre del default es un importante logro de este gobierno en su escaso tiempo en el poder”.
En concreto “permitirá que el Gobierno descanse en fuentes financieras menos distorsivas, contribuyendo a la reducción de la inflación y a la recuperación económica; el acceso a los mercados contribuirá a romper el círculo vicioso de la dominancia fiscal al permitir eliminar la monetización del déficit fiscal”, explicó. De todos modos, este beneficio no “sustituye la necesidad de mantener la disciplina fiscal”, aclaró.
Por otro lado, “el acceso del Gobierno a los mercados internacionales reducirá la competencia con el sector privado en el uso de los ahorros domésticos, lo que facilitará la inversión y el crecimiento económico”.
En el Gobierno estiman que en el cuarto trimestre ya se podrá verificar una recuperación económica clara. Mientras tanto admiten que mayo y junio todavía serán meses para olvidar en términos de nivel de actividad y de inflación.
Al respecto, un informe de Morgan Stanley conocido ayer indica que “la gran noticia de esta semana ha sido la muy exitosa colocación de la deuda argentina de US$ 16.500 millones, terminando 15 años de aislamiento de los mercados internacionales”.
Ahora que la operación está en vías de culminar, “los observadores de la Argentina deben recordar los desafíos pendientes, como la elevada y aún creciente inflación combinada con la recesión, factores que llevan a pensar en la intensificación de las tensiones sociales”.
“Claramente el optimismo ha crecido entre los analistas e inversores en forma justificada, pero debemos tener en mente que el país puede estar entrando en su período más duro en términos del rebalanceo de su macroeconomía”, advirtió el banco.
En este sentido, no todos los economistas están de acuerdo con el diagnóstico oficial -compartido por varios economistas del sector privado- acerca de que la inflación caerá en el segundo semestre del año. “Nadie explica por qué va a caer, cuando todavía estamos transitando un período de ajuste de precios relativos y el Gobierno sólo confía en la política monetaria con tasas altas del Banco Central para bajar la inflación”, dijo este economista heterodoxo, que prefirió hablar off the record.
“La Argentina vuelve a la comunidad financiera internacional cerrando un capítulo muy difícil y costoso para la economía del país. Sin dudas que se abren nuevas oportunidades que si sabemos aprovecharlas podrán impulsar una nueva etapa de crecimiento y desarrollo. No obstante hay riesgos presentes que es necesario desactivar, como el alto déficit fiscal”, afirmó Mariano Sánchez, socio de Advisory en KPMG Argentina.
Pedidos de los empresarios al Gobierno
En un encuentro multisectorial organizado por IDEA, que reunió a empresarios, sindicalistas, políticos de distintas fuerzas y funcionarios, el presidente de la Organización Techint, Paolo Rocca, destacó la necesidad de que el Gobierno “vaya mostrando senderos que permitan a los empresarios acelerar la planificación y los proyectos de inversión”. El empresario destacó la velocidad con la que el Gobierno actuó en los primeros 130 días de gestión y remarcó la necesidad de “recomponer el tejido social”.
Rocca resaltó también la importancia “de tener una Argentina con previsibilidad, seguridad jurídica y credibilidad en lo institucional”.
Otra advertencia del presidente de Techint que no pasó desapercibida en el encuentro de IDEA fue la “necesidad de impulsar el protagonismo empresario”.