Novedades

 
21 de marzo de 2016 | Notas | El Cronista Comercial

Comienza a llegar dinero serio a la Argentina, no oportunista

por Florencia Lendoiro

PALABRA DE CEO | Daniel Canel es CEO del banco de inversión AdCap y un argentino veterano de Wall Street. Conoce como pocos al equipo económico del gobierno de Mauricio Macri porque es uno de los mayores referentes de aquellos ?Golden Boys?, mimados del sistema financiero entre los que estuvo el ministro Alfonso Prat-Gay. Confía en el crecimiento de su compañía, que irá de la mano de la apertura que se espera para la Argentina a inversores del mundo.
“Comienza a llegar dinero serio a la Argentina, no oportunista”

No improvisa. Es reconocido como un intermediario valioso entre la Argentina y bancos e inversores del mundo. Desde su oficina en Miami, donde vive hace más de 30 años, Canel confía en la oportunidad que tienen las empresas medianas del país para emitir deuda -sobre las que ya hay demanda- y apuesta al mercado de pesos. Con una experiencia extensa en la Banca de Inversión, fue asesor para organizaciones gubernamentales, bancos, corporaciones e instituciones financieras sobre los mercados emergentes de Latinoamérica, Europa del Este y Asia. Fue fundador de Patagon, el primer banco internacional online, finalmente vendido al Banco Santander Central Hispano en unos u$s 745 millones.
–¿Cuáles son las perspectivas de la compañía para este año? –Habiendo nacido en Argentina y con el gran crecimiento que tuvimos, aun cuando hubo poco para explotar en el mercado local en los últimos años, el momento de madurez al que llegamos ahora marca un timing perfecto.
Esperamos crecimiento en el corto plazo en nuestras 4 líneas tradicionales de negocios.
Una de nuestras especialidades es la emisión del mercado emergente, que son compañías medianas que por el nivel de facturación y características tienen mucho por desarrollar. Son las que los bancos financiaron en los ‘80 en Estados Unidos y se convirtieron en motores que ayudaron a salir de la recesión.
–¿Qué área de negocios se espera que se destaque? –El Sales & Trading. Hay más interés de inversores de características diferentes a los que estaban interesados antes, que eran oportunistas y se manejaban en mercados de stress. A medida que mejore el nivel de riesgo del país, el real money empezará a participar. Así, comienza a llegar dinero serio. En segundo lugar veo que habrá una explosión en la Banca de Inversión, por las emisiones de compañías medianas. Tenemos que ayudarlos a emitir en el mercado que les convenga. Al principio será en dólares y luego en pesos.
–Se habla mucho del financiamiento en dólares,pero ¿qué sucede con el mercado de pesos? –Hoy es crítico. En los procesos de crecimiento económico hay factores comunes. Uno de ellos es la predictivilidad cambiaria.
Es necesario que el Banco Central y el inversor privado puedan entender hacia donde va el tipo de cambio. La libre flotación sin intervención puede sonar muy prolija para un tipo de pensamiento económico pero no da certidumbre. Por ejemplo, la convertibilidad logró ser positiva en ese sentido pero no se corrigió cuando se debía. Yo siempre dije que en ese caso finalmente la convertibilidad fue un antibiótico que se volvió una vitamina. Para un crecimiento económico sostenido hay que tener previsibilidad a largo plazo, poder hacer presupuestos, tener oportunidad de crecer verticalmente en el mercado de pesos.
–¿Cómo impacta en los inversores la forma en que se está saliendo del default? –Como argentino, creo que lo que hizo el Gobierno fue realmente espectacular. La estrategia de no intentar cambiar el capital con tantas instancias legales que había en contra, que la quita sea sobre los intereses, que abiertamente se haya discutido el tema con el Congreso, todas esas decisiones me dejan tranquilo. Pero la realidad es que a los inversores les importa el resultado final. Volver al mundo de la normalidad es el primer paso que el real money está mirando.
–¿Cuál es el próximo desafío del equipo económico? Bajar la inflación y el déficit fiscal, y pensar en emitir en pesos en el primer trimestre del año próximo. Pero a tasas razonables, no del 37%.
– ¿En qué recomienda invertir este año? –La Argentina presenta una de las mejores ecuaciones de riesgo/ beneficio que se pueda encontrar.
Hoy es negocio pasarse a pesos y aprovechar tasas. Los activos argentinos están en una interesante alza y tienen camino por recorrer. El riesgo argentino es aceptable hoy, y habrá una sustancial comprensión de los spread. Si se tiene apetito de mediano y largo plazo, la Bolsa es una apuesta segura.

“Hay emisiones que no pueden esperar”

–A las empresas que se alistan a emitir deuda este año, ¿les conviene esperar para ver la experiencia de otras o ser las primeras? –La verdad es que algunas no tienen la opción de esperar. Para las que pueden, es mejor aguardar a que el spread baje. En cuanto al sector público, considero que se hicieron números exagerados, así que las compañías tendrán oportunidades de colocación.
No habrá cuellos de botella. Todo será razonable. Yo trabajo para que se coloquen bien las emisiones, que no vuelvan rápidamente al mercado.
–¿Será rápida la recepción de los inversores extranjeros? –Ya hay muchos que están dentro y muchos que van a entrar cuando se solucione completamente el tema con los holdouts. Un tercer grupo esperará a ver cómo se desarrolló el programa económico, sobre todo sobre las medidas vinculadas con el déficit fiscal y la inflación. Un buen signo es que el presidente de Estados Unidos, Barak Obama, llegará al país con 800 hombres de negocios. Es porque el país despierta interés.