Novedades

 
14 de febrero de 2016 | En las Noticias | La Nación

Comunidad de Negocios

por Jorge Eduardo Viñas

Una cartera flexible

El deterioro del escenario global requiere un portafolio flexible, que pueda ser modificado rápidamente ante cambios bruscos en las condiciones de mercado. El levantamiento del cepo y otras medidas de liberalización llevan a que los activos argentinos ya no estén aislados del resto del mundo. Pese a la caída de los mercados emergentes, los activos locales siguen ofreciendo potencial de suba en relación con el resto de América latina. Un acuerdo con los holdouts resulta clave para su materialización. Se trata de negociaciones complejas, pero hay incentivos de todas las partes para llegar a un acuerdo. Los bonos soberanos en dólares a mediano y largo plazo, como el Bonar 24 y el Discount Ley Local (DICA), con rendimientos en torno al 8% anual, son los que presentan las mejores perspectivas en este escenario.

Diversificar monedas

La combinación de altas tasas en pesos con la percepción de un ajuste cambiario incompleto torna aconsejable una diversificación de monedas. Tras el éxito inicial en la salida del cepo, el Gobierno se enfrenta a grandes desafíos para alcanzar un esquema económico sustentable. En este contexto, el atractivo de las altas tasas en pesos (Lebacs a 29-30% anual) debe balancearse con el hecho de que probablemente el tipo de cambio acompañe a la inflación, que difícilmente sea inferior a 25%. Los bonos soberanos dollar linked más líquidos (Bonad 16, Bonad 18) ofrecen una buena cobertura cambiaria con rendimientos del 8-9% anual. El mismo objetivo se puede lograr mediante posiciones en dólar futuro en el Rofex combinadas con inversiones en Lebacs.

Para el mediano plazo

Entre los activos locales, las acciones son los que más han sufrido el impacto del deterioro del escenario internacional. Las acciones de los sectores bancario y de infraestructura (electricidad y gas) tienen alto potencial de apreciación si el Gobierno logra un ajuste económico virtuoso, al igual que el cupón PBI en pesos. En el caso de empresas productoras de commodities y petroleras, esperamos una estabilización del escenario global para sumar exposición.

Las recomendaciones

Se aconseja una cartera integrada por bonos en pesos (Lebac) en un 25%; bonos dollar linked (Bonad 16 y Bonad 18) en otro 25%; títulos en dólares (Bonar 24 y Discount Ley local) en otro 25%; cupones PBI en pesos (5%), y acciones de bancos de firmas energéticas (20 por ciento).